La solución está al alcance de una conversación.

Llega a acuerdos sin sufrir en el proceso.

No des más largas.

Afronta conversaciones incómodas con empatía e inteligencia.

Para empresas y empleados

Mediación: lima asperezas, reduce los conflictos y vela por la seguridad psicológica de tu equipo.

Para profesionales

Negociación: pide un aumento o un ascenso sin bloquearte por las emociones.

Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación • Mediación

Conversaciones que
marcan la diferencia

Evita procedimientos legales costosos y prolongados en los tribunales.

Con la mediación, previenes que una ola se convierta en un tsunami jurídico y financiero.

Promueve relaciones laborales sanas en tu empresa.

Con la mediación temprana, resuelves disputas antes de que escalen y sean abismos entre tus empleados o entre un trabajador y la empresa.

Mejora el manejo de las emociones en conflictos jerárquicos.

Con la mediación, promueves el respeto mutuo, tiras por la borda los ataques psicológicos y favoreces la cooperación.

Respeto, cooperación y comunicación a manos llenas.
Más: aumento de la productividad y consolidación del bienestar laboral.

Reduce las quejas y las reclamaciones internas.

La satisfacción de los empleados crece porque hay menos conflictos internos y cuentan con herramientas para solucionarlos.

Disminuye la rotación y evita que quedes contra las cuerdas.

Al atender el conflicto a tiempo, los empleados se sienten escuchados y tu empresa no tiene que iniciar un proceso de selección constantemente.

Mejora la imagen corporativa.

Favoreces prácticas responsables y éticas, con conversaciones transparentes. Así, nadie hablará mal de la empresa ni de sus empleados.

Mediación

Una taza de calma y serenidad para que las conversaciones difíciles se transformen en diálogos poderosos para tu empresa.

+15 años trabajando
por el bienestar laboral

Hola, soy Eva Verde.

Psicóloga profesional y mediadora con especialidad en conflictos en organizaciones y empresas, y en Mediación Civil y Mercantil.

Humanizo los procesos al interior de las empresas para fortalecer el bienestar laboral, reducir las bajas laborales y que nadie colapse cuando hay despidos.

Mi acompañamiento tiene una misión: no poner más sal en la herida cuando hay conflictos jerárquicos, falta de comunicación entre los equipos o alguien tiene que dejar su puesto.

Una conversación difícil no tiene que serlo cuando hay empatía, colaboración entre las partes y una guía para que las emociones no se descarrilen.

En una conversación juiciosa y solidaria, las diferencias dejan de ser rupturas y se transforman en cooperación con nuevos ángulos.

Servicios

Empleados y directivos ahora
hablarán el mismo idioma.

Empresa: asesoría en despidos

Despedir es difícil tanto para quien toma la decisión y quien la ejecuta como para los compañeros de trabajo que sienten quedar en el limbo cuando hay recortes grupales.

La sensación de no estar a salvo se respira en el aire. El equipo es frágil y la incertidumbre y el miedo emergen; lo que afecta los resultados y el compromiso con la empresa.

Necesitas un acompañamiento para que:

  • Quien despide viva sus emociones de forma correcta y no sufra burnout ni colapse; y
  • El estrés de quienes se quedan no aumente al pensar que son los próximos o que ocurrirá sin aviso.

Con esta asesoría, tu equipo gestiona sus emociones con libertad, corta la creencia de que los cierres son conflictivos y todos humanizan el proceso de duelo y de pérdida que vive la empresa, el equipo y quienes toman la decisión. Así, lo superan y entran a una nueva etapa fortalecidos.

Empresa: mediación laboral para finalizar el contrato

Antes de que las partes se desgasten emocional y financieramente en un juzgado para establecer la salida del trabajador, el empleado y la empresa pueden sentarse para que, en una conversación poderosa, lleguen a un acuerdo sobre las condiciones de la salida o las opciones para evitarla.

Se trata de un acompañamiento para que la empresa y el trabajador encuentren la solución de un problema. De paso, fortalecen su imagen y abren la puerta a oportunidades futuras.

  • El empleado no sale por la puerta pequeña.
  • La empresa no corre el riesgo de quedar expuesta a un proceso judicial ni le es difícil atraer más talento.

Con la mediación laboral para finalizar el contrato, las partes ponen fin a un contrato asegurándose de que no haya conflictos posteriores. Es un ahorro de tiempo, dinero y energía para un cierre tranquilo.

Empleado: mediación para cerrar una etapa laboral

Para iniciar una nueva etapa, cierra bonito la anterior.

  • No salgas por la puerta pequeña.
  • Ni dejes pendientes.

Cerrar no es cortar. Es tener una conversación abierta para que ambas partes tengan la oportunidad de recuperarse y diseñen un plan para cubrir el hueco que queda en el cargo vacío.

Sal por la puerta grande, dejando un buen sabor de boca en la empresa y, de paso, sigue mostrando las cualidades profesionales que tienes, como una comunicación transparente y tranquila ante los desafíos o la diferencia de puntos de vista.

Empresa: mediación para impulsar la comunicación fluida cuando hay conflictos en el equipo

Lo que más aumenta los conflictos son las emociones descontroladas. Una conversación pasa a una discusión, un intercambio se convierte en presión psicológica.

Para recuperar el respeto en los equipos de trabajo, disminuir los malentendidos, solucionar los conflictos jerárquicos, reducir la ansiedad o el estrés, o aumentar la motivación de los empleados, tu empresa necesita una conversación abierta que dé voz a las partes, de tal forma que lleguen a acuerdos y solucionen el problema.

Con la mediación, promueves la conversación fluida y se impulsan pautas de comportamiento para una solución viable. Todo, sin que las emociones se apoderen de la conversación: el intercambio de puntos de vista no es reactivo, se reduce el riesgo de comentarios hirientes y las partes dialogan con cabeza y con sentido.

Mediación

Quien forma parte del problema también forma parte de la solución.

Mi empresa necesita un mediación.

Como cada caso es único, necesito conocerlo para informarte de primera mano el tiempo estimado de la mediación, los pasos a seguir y el valor total.

Rellena el formulario y en menos de 48 horas te contacto para acordar una reunión, de tal forma que podamos conocernos y yo pueda ahondar en la situación de tu empresa.

Esta cita no tiene coste ni es una solución para el conflicto de la empresa.

Es una reunión de evaluación para hablar en los mismos términos, tener la información necesaria sobre la situación que requiere la mediación y evaluar el tiempo estimado en que vamos a resolver el conflicto.

Formulario de solicitud


Soluciona los conflictos en tu empresa antes de que se conviertan en un problema mayor.

Promueve el bienestar emocional y psicológico de tu equipo de trabajo.

Reduce las rupturas abruptas que frenan en seco los procesos empresariales.

Preguntas frecuentes sobre la mediación

Si tu empresa quiere solucionar un conflicto voluntariamente, contratas un mediador para que con neutralidad ayude a que las partes se entiendan. En ningún caso, el mediador impone sus soluciones, sino que guía a las partes para que ellas mismas adquieran perspectiva, vean de forma global el problema y cocreen la mejor solución.
Todo, desde el respeto, el entendimiento mutuo y la escucha.

El arbitraje también es un proceso voluntario. Pero en este caso el árbitro toma una decisión con efectos iguales a una sentencia judicial.

En la conciliación, no necesariamente hay acercamiento de las partes y el conciliador impone una solución.

Si quieres un proceso de diálogo abierto y acuerdo entre las partes, tu opción es la mediación.

Sí. Lo acordado por las partes es válido bajo los parámetros establecidos por la ley.

La mediación es un tiempo bien invertido para encontrar una solución duradera que tiene respaldo.

Cuando se abre un procedimiento en el canal de denuncias (obligatorio desde el 1 de diciembre de 2023 para empresas de más de 50 empleados) o cuando hay un conflicto que quieras solucionar a partir del entendimiento de las partes y el acuerdo mutuo.

Puede ser:

  • Falta de competitividad demostrable y visible que afecta el ambiente de trabajo
  • Desigualdad (por razones de género, creencias o etnia)
  • Desencuentros jerárquicos o desencuentros entre empleados
  • Desmotivación, ansiedad o estrés
  • Falta de comunicación o comunicación inadecuada entre los empleados o entre jefes y trabajadores
  • Excesiva presión para cumplir objetivos
  • Algún tipo de bullying, presión o acoso

La empresa también puede necesitar un mediador:

  • Si quiere llegar a un acuerdo para finalizar el contrato de un trabajador y prevenir conflictos futuros; o
  • Si quiere asegurar que, ante un despido, los trabajadores que quedan en la empresa cuenten con bienestar
    psicológico.

Eliminamos la espera de tres, como las demoras de los juzgados.

En la mediación, dependes únicamente de las agendas de las partes para empezar y continuar.

Además, el propio código deontológico del proceso de medición pide que sea en el menor tiempo posible. Es frecuente que sea entre dos y seis horas.

Depende del caso. De manera general, participan solo los empleados involucrados. Pero, si el conflicto afecta a todo un equipo, eventualmente pueden participar en el proceso para aportar su punto de vista y su posible solución.

Sí. La mediación es un proceso confidencial. Nadie, más allá de las partes involucradas, tiene información sobre el conflicto y/o sobre el acuerdo final.

Pedir ayuda y tener una guía para afrontar una conversación que por lo general remueve emociones es fortaleza.
Quieres asegurarte de que el resultado te favorece y que la conversación no sea una confrontación.

Cuando solicitas un mediador, demuestras tus cualidades profesionales:

  • Asumes los retos con inteligencia.
  • Te aseguras de que las partes se sientan cómodas.
  • Quieres solucionar un problema.

Tu fortaleza abre las puertas a la tranquilidad emocional y al bienestar laboral. Además, es señal para la empresa de que eres un profesional transparente y valioso.

La mediación es una vía para desarrollar habilidades y competencias para una conversación calmada en la que las partes exponen su punto de vista y ambas, en un diálogo abierto, proponen una solución.

Más que ganadores y perdedores (como si fuera una confrontación), se trata de buscar el bienestar conjunto para implementar soluciones viables.

En la mediación trabajas con la otra parte para llegar a un acuerdo que beneficia a ambos.

Durante la mediación, nadie te obliga a aceptar algo que consideras injusto o inviable.

En todo momento, eres dueño de los síes y los noes, y hasta de las propuestas que pongas sobre la mesa para solucionar la diferencia de perspectiva que por lo general exponen las partes.

En la mediación mantienes tu libertad y eres parte fundamental de la decisión. Las partes se escuchan, se atienden y se tienen en cuenta todos los puntos para que podáis tomar la mejor decisión y con sentido.

Mediación

Deja atrás la mala comunicación, los conflictos
internos o la falta de cooperación en un equipo de
trabajo. Y abre las puertas a acuerdos viables.

Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación • Negociación

De conversaciones conflictivas
a conversaciones resolutivas

Tan confidencial como quieres

Es una conversación privada en la que tú y la empresa acuerdan ir en la misma dirección.

Tan tranquilo como necesitas.

Abres la conversación sabiendo qué quieres, por qué y cuál es tu punto de vista, sin imponerte.

Con tantos resultados como esperas.

Ahora sentirás que la empresa te escucha y que tu voz cuenta en las decisiones.

Desarrolla habilidades para negociar
y no colapsar en una conversación difícil.

Aumento de salario

Ascenso laboral

Necesitas

Acompañamiento para identificar detonantes emocionales

Para saber cómo actuar si salen a flote y prevenir respuestas viscerales.

Guía para poner en valor tu trabajo y justificar tu solicitud

Responde por qué mereces el aumento o el ascenso sin enfocarte solo en ti.

Desarrollo de habilidades para mejorar la escucha

Acompañado del fortalecimiento de habilidades para proponer soluciones.

Una conversación sin barreras,
necesaria para tu bienestar.

Al tener un plan de acción, sientes menos incertidumbre.

Ganas seguridad.

Llevas la conversación y tienes un papel activo en la resolución del problema.

Te empoderas.

Sabes qué decir, cómo decirlo y cuándo decirlo.

Fortaleces tus habilidades comunicativas.

Tus relaciones laborales son sanas.

Mantienes las puertas abiertas.

Ahorras tiempo al no dar más largas a una conversación necesaria.

Vas a por lo que quieres.

La tranquilidad gana terreno mientras el estrés sale por la puerta.

Tienes bienestar y autoconfianza.

+15 años trabajando
por el bienestar laboral

Hola, soy Eva Verde, psicóloga profesional

y mediadora con especialidad en conflictos en organizaciones y
empresas, y en Mediación Civil y Mercantil.

Asesoro o medio en situaciones estresantes que implican:

  • una conversación difícil; o
  • una negociación.

Mi objetivo es acompañar para que los profesionales terminen bien una conversación que temen que salga mal.

Una conversación que no quieres tener
ahora es una conversación que deseas tener.

Servicios

No pierdas los estribos.
Ve a por lo que quieres.

Guía para pedir un aumento salarial

En este proceso, te enfrentas a dos grandes miedos:

  • Recibir un no como respuesta; y
  • Bloquearte por desconocer cómo argumentar tu solicitud.

Juntos, trabajamos sobre tus miedos y creamos un plan de acción en el que:

  • Identificas tus funciones laborales;
  • Resaltas cuánto contribuye tu trabajo a la empresa; e
  • Identificas las posibles objeciones, de tal forma que puedas anticiparte a ellas.

Además:

  • Creas el momento adecuado para no dar más largas a tu solicitud; y
  • Desarrollas habilidades en tu comunicación para negociar y alcanzar lo que consideras justo según las funciones que estás desempeñando en la empresa.

Hablas con tranquilidad, expones tu punto de vista y la conversación deja de ser una confrontación y se convierte en una solución.

Asesoría para solicitar un ascenso laboral

Quieres asumir nuevos retos y tener nuevas responsabilidades en la misma empresa para seguir desarrollando tu perfil, pero no sabes cómo abrir la conversación para que tengan en cuenta tu candidatura.

Además, temes que la rechacen y te veas en la obligación de buscar un camino fuera de la empresa.

Crea el escenario perfecto para una conversación que marca la diferencia:

  • Identifica tus habilidades y cualidades como profesional;
  • Deja en claro qué obtiene tu empresa si te promueve; y
  • Aprende a llevar una conversación humana, pero con cabeza, de tal forma que controles tus emociones y  enfoques la atención en lo importante: qué gana la empresa al promoverte a ti.

No te bloquees limitándote al: «Es que me lo merezco».
Da argumentos irrefutables que abran la puerta del sí.

Eres una superestrella:

afrontas conversaciones difíciles para darte bienestar laboral.

Quiero una negociación.

Cuéntame cuál es la situación que quieres resolver.

Rellena el formulario y en menos de 48 horas te contacto para acordar una reunión, de tal forma que podamos conocernos y hablemos con detalle de los pasos a seguir, el coste del proceso y un tiempo estimado para la solución.

Esta cita no tiene coste ni es una solución para la situación que vives.

Es una reunión de evaluación para hablar en los mismos términos y tener la información necesaria para la negociación.

Formulario de solicitud


Tus preguntas tienen respuesta:

Durante la negociación, nadie te obliga a aceptar algo que consideras injusto o inviable.

En todo momento, eres dueño de los síes y los noes, y hasta de las propuestas que pongas sobre la mesa para solucionar la diferencia de perspectiva que por lo general exponen las partes.

Mantienes tu libertad.

Sí. Solo tú y yo sabemos aquello que negociarás. No intervengo en tus decisiones. Solo te doy herramientas y fortalezco tus habilidades para que vayas a por lo que quieres.

Depende del caso y de las conversaciones que mantengas con la persona que representa a la empresa.

Tienes todo para agarrar el toro por los cuernos

y liderar la conversación para ir a por lo que quieres.

Conversaciones para no romperte
en ellas ni romper nada con ellas.

Palabras para impulsar soluciones viables

El camino para reducir los malentendidos y transformar las diferencias en aprendizajes.

Palabras poderosas para profesionales

La vía segura para lograr un aumento o un ascenso sin quebrarse.

Scroll al inicio